Necesidades que cubren los videojuegos (de forma insana)

necesidades abr. 27, 2020

Está claro que no juegas por casualidad. No solamente juegas porque haya mecanismos que te mantienen enganchado, hay algo más.

Nota: Si vienes de la guía para dejar los juegos, te recomiendo que vuelvas allí a seguir leyendo después de este artículo.

Cuando estamos hablando de una verdadera adicción, es porque hay una dependencia u obsesión excesiva con algo. Lo he vivido yo mismo, créeme.

Hay varias necesidades que los videojuegos podrían estar cubriendo (y que no deberían) en tu vida. Cada necesidad conllevará que la cubras de alguna forma para evitar recaer de nuevo.

Generalmente, estas necesidades podrían separarse en estas categorías:

Progresos medibles

Este es uno de los grandes, y es que utiliza el principio de gamificación.

Básicamente, consiste en utilizar elementos de juegos de rol (principalmente, los niveles) para CREARTE la necesidad de seguir jugando. Con los niveles, aunque estés jugando a juegos de disparos, tienes una sensación de progreso constante que hace el juego mucho más interesante.

Una forma muy fácil de saber si esa es una de tus necesidades, es pensar en qué tipo de cosas piensas cuando recuerdas tus juegos favoritos. Qué elementos destacan en tu cabeza y qué ocurre cuando dejas de subir niveles.

¿Estás enamorado del juego o de una barra de experiencia? piénsalo bien. Una prueba es que cuando estás en el máximo nivel, necesitas seguir creciendo o el juego deja de tener un sentido y una diversión. E aquí un ejemplo muy cómico.

Este es un tema de los que más afecta a la mayoría de jugadores, yo incluido.

Social

Aunque parezca mentira, muchos juegos hoy en día cumplen la necesidad de interacción social. Lo hacen generando la necesidad de formar grupos de jugadores por internet.

Esto se ve reflejado en los clanes, las salas o los grupos  (o party).

Donde más efecto tiene esta necesidad es en que los juegos deben ser online. Si ves que no tienen sentido los juegos individuales, porque te gusta conectar con otra gente, tal vez esta sea una de tus necesidades.

A veces se implementa totalmente sin sentido, totalmente forzado por los desarrolladores, como en juegos que en realidad son individuales o incluso offline.

Esto no tiene por qué ser algo bueno. En realidad, las relaciones sociales mediante los videojuegos no tienen por qué ser significativas. De hecho, cada vez son más tóxicas en algunos juegos.

De todas formas, si eres alguien muy social y ves que sin aspectos sociales, un juego no tiene sentido ni diversión, esta es tu necesidad.

Escapismo

Los videojuegos a veces también se usan para desconectar ¿Cuántas veces habré oído esa expresión?

El problema es cuando usamos un juego para desestresarnos porque no conocemos otra manera.

Mi tendencia a usar los juegos para escapar de la realidad empezó cuando tuve problemas graves de verdad, de aislamiento social y bullying, en mi adolescencia entre otras cosas típicas de la edad.

Usamos el juego como un refugio emocional, pero muchas veces ese escapismo nos hace no aprender a solucionar nuestros problemas. Con la consecuencia de empeorar el problema y nuestra habilidad de resolverlo.

Si, nos relajamos jugando, pero luego nos toca volver a la realidad y el estrés que eso nos crea nos da ganas de volver cuanto antes a jugar. Es un bucle sin final.

Por tanto, esta forma de desconectar es algo temporal y realmente no tiene un efecto positivo sobre ti. Es como mirar a otro lado; no sirve de nada. Es solo una distracción que no te ayudará a crecer, es solo un paliativo para que el dolor no esté en ese momento.

Pero el dolor te hará más fuerte, y te permitirá evitar que te vuelvan a hacer daño

Es un reto

Cuando consigues un logro, te impulsa a conseguir el siguiente, y nunca acabas de estar del todo satisfecho. Aunque lo consiguieses todo, no acabarías sintiéndote pleno.

Básicamente, es una lucha constante que solo lleva a la insatisfacción.

Hay muchas personas que adoran la parte más de habilidad de los juegos. Es normal, nos hace sentir que hemos dado un paso adelante en nuestras capacidades y somos mejores que el resto. ¿Quién no ha deseado alguna vez ser el mejor del mundo en algo?

La realidad, es que para ser el mejor del mundo en un videojuego debes sacrificar todo lo demás para dedicarle cientos o miles de horas. ¿Y qué beneficio te dará eso aparte del orgullo? ¿Y ese orgullo permanecerá por mucho tiempo?

Pregúntate si cuando estés en tu lecho de muerte, te sentirás orgulloso de haber invertido tantas horas en los videojuegos, o si hubieras preferido estar más tiempo con los tuyos. Pregúntate si vale la pena que tus (presentes o futuros) hijos y nietos te vean siempre enganchado al ordenador o la consola, en cambio de estar jugando y riendo contigo.

No vale la pena cubrir tus necesidades con los juegos. Son una forma insana de hacerlo, créeme, lo he intentado toda mi vida y no funciona.

¿Quieres combatir estos problemas? ¡Sigue leyendo en la guía para dar el siguiente paso!

Etiquetas

Nicolás Gutiérrez

Solo soy una persona como tú, que quiere mejorar su vida y la de los demás.

¡Genial! Te has suscrito con éxito.
¡Genial! Ahora, completa el checkout para tener acceso completo.
¡Bienvenido de nuevo! Has iniciado sesión con éxito.
Éxito! Su cuenta está totalmente activada, ahora tienes acceso a todo el contenido.